Tiene que ser mío... o no



Las chicas me cuentan cosas mientras las pinto. Ésta me contó que era muy superficial, que pasaba horas frente al espejo para ocultar su verdadero yo. Arreglando un pelo que no se parecía al suyo al natural, pintando unos ojos tristes e insatisfechos para hacerlos grandes y atractivos. Retocando el brillo de los labios entreabiertos que anhelaban algo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...